UncategorizedMateria prima o la necesidad de analizar materiales

Materia prima o la necesidad de analizar materiales

Autora: Neus Sans

Bienvenidos/as a MATERIA PRIMA, un espacio de reflexión sobre los criterios de análisis y evaluación de materiales. 

Convencidos de que, más que nunca, existe una gran necesidad de pararnos a debatir sobre ellos, hemos reunido a expertos (autores, formadores y docentes) que comparten esta inquietud y que nos propondrán breves artículos en los que irán revisando conceptos metodológicos, cotejándolos con ejemplos de actividades en las que estos se concretan. La meta es construir, entre todos, algo así como un catálogo de buenas prácticas en el diseño de materiales. 

En esa compleja alquimia que hace que una clase o un curso salgan bien, los materiales son sin duda un ingrediente esencial. Acertar o no en su elección puede facilitarnos o dificultarnos la tarea de enseñar y aprender. Es cierto que hay cuestiones que no dependen solo de los materiales, como, por poner solo dos ejemplos, que un grupo se consolide y funcione armoniosamente o que la motivación se mantenga o crezca a lo largo de una sesión o de un curso. Pero saber elegir los materiales adecuados para nuestros estudiantes, para nosotros mismos (coherentes con nuestra visión del aprendizaje y con nuestro talante) y para cada momento, y asimismo saber reinterpretarlos, es una competencia imprescindible del buen profesional. Le hará la vida más fácil y sus clases, mejores. ¿Por qué? Pues porque los materiales que proporcionamos son la urdimbre en la que se van a tejer nuestras acciones y las suyas. Son la base sobre la que vamos a generar, con mejor o peor fortuna, el discurso del aula. Son la materia prima con la que vamos a propiciar (o no) interacciones ricas, potenciar o bloquear estrategias y avances, mantener o difuminar la motivación o con la que vamos a crear momentos memorables que consolidan el aprendizaje. 

La meta es construir, entre todos, algo así como 

un catálogo de buenas prácticas en el diseño de materiales

Si siempre fue así,  la reflexión en torno a los materiales nos parece en la actualidad más necesaria que nunca por varias razones. Por una parte, sigue faltando, creemos, una verdadera conexión entre el consenso teórico básico que impera en cursos, eventos y publicaciones especializadas y los materiales que se llevan al aula. ¿Cómo se explica si no un uso importante de tantos materiales completamente obsoletos?

Por otra, la era digital ha traído consigo cambios profundísimos en todos los aspectos de la enseñanza-aprendizaje, y muy en particular en lo que se refiere a los materiales, de consecuencias que aún no alcanzamos a vislumbrar. La proliferación de nuevos formatos de cursos (a distancia y/o asíncronos, híbridos, individuales…) y, en realidad, un nuevo concepto de aula, más la ilimitada accesibilidad a textos y nuevas formas de interacción en la lengua meta desde cualquier dispositivo, otorgan nuevos roles a docentes y aprendices. Sin duda, se precisan nuevos materiales o nuevas maneras de usar los convencionales.

Además, infinidad de aplicaciones de diseño digital y el intercambio propiciado por las redes han llenado los archivos de nuevos materiales. Lamentablemente, todo hay que decirlo, bajo una apariencia atractiva subyace en muchos casos una visión muy tradicional de la enseñanza-aprendizaje, una falta de objetivos bien definidos o el maquillaje de las propuestas de siempre. La fascinación por lo tecnológico oculta a veces una escasa reflexión pedagógica, y la digitalización, si bien ha significado disponer de muchas y muy ricas herramientas, ha acarreado también una cierta confusión metodológica, cuando no un claro retroceso. La necesidad de un debate en profundidad y de formación permanente en este ámbito se observa cuando nos preguntamos de manera honesta y sin inercias: “¿Y esto para qué sirve?” o “¿Esto cómo se articula en una secuencia didáctica?” o “¿Qué hace realmente el estudiante en esta actividad?”.

¿Cómo dotarnos de una sólida actitud crítica 

frente a la ingente cantidad de material 

y frente a los nuevos retos que debemos afrontar?

Con todo este panorama, debemos preguntarnos: ¿dispone el profesor de suficiente tiempo y criterios bien definidos para elegir en el aluvión de materiales actual? ¿Están preparados los profesores noveles para navegar en ese inabarcable océano? ¿Cuántas toneladas más de ejercicios de huecos sobre “para” y “por” necesitamos? ¿O cuántas infografías con frutas y verduras? En resumidas cuentas, ¿cómo separar el grano de la paja? ¿Cómo dotarnos de una sólida actitud crítica frente a la ingente cantidad de material y frente a los nuevos retos que debemos afrontar?

Por eso nos parece tan atractiva la tarea de buscar respuestas contigo en MATERIA PRIMA. Te invitamos a seguirnos y a participar activamente en este reto apasionante con tus reacciones, comentarios y nuevos ejemplos.

Equipo de edición de MATERIA PRIMA

Neus Sans
Emilia Conejo

Neus Sans Baulenas
Autora y formadora

Sergio Troitiño
Autor y formador

Pablo Garrido
Autor y editor

Emilia Conejo
Autora y editora

4 comentarios

  • ZULEIMA

    Buenas tardes;

    Me gustaría unirme al blog Materia Prima.

    Gracias de antemano.

    Un saludo.

  • paola

    Me ha encantado la presentación del blog materia prima.

  • Clemencia Rodas

    Me encanta la idea y estoy muy interesada en unirme al diálogo. Espero que la percepción de profesores no españoles sea bienvenida.
    Un abrazo y muchos éxitos con esta propuesta.

  • Renato

    ¡Enhorabuena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete
al blog que conecta teoría y práctica

Deseo recibir información de DIFUSION por email
He leído y acepto la política de privacidad